La Tierra, la casa común – Editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambio

Estamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre acontecimientos vividos y cómo estos cambios afectan a las personas. Por otra parte, este cambio de paradigma nos lleva a plantearnos nuevos retos.

Terminamos el pasado año con una guerra en Europa y añadimos otra más en Oriente Medio; la industria de las armas hace liquidación de sus almacenes y aumentan los beneficios. Con el consecuente daño a las economías de la mayoría de los países, produciendo un incremento de los precios difícilmente soportable para gran parte de la población. Por otra parte, la hambruna, que se ha multiplicado en los países más pobres.

La migración crece como nunca: gente desesperada que busca vivir, ya que no lo consigue en sus países de origen.

Por una razón u otra aumentan las protestas y manifestaciones en casi toda Europa.

El desarrollo de las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, un instrumento con su cara y su cruz, que va a cambiar nuestras vidas, especialmente la de nuestros hijos y nietos. Lo que algunos llaman la quinta revolución. Según lo expertos estas nuevas tecnologías es un arma de doble filo y tiene potencialmente unas consecuencias impredecibles.

Huelva cierra el tercer trimestre de 2023 con 10.200 parados más que antes del verano. La tasa de paro asciende al 19%, porcentaje superior al de hace un año, cuando era del 17,26%. La inflación esta haciendo estragos en la población más vulnerable.

La Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A) reclama la implementación de más medidas y estrategias a las Administraciones Públicas para acabar con los altos índices de pobreza, exclusión social y desigualdad que siguen existiendo en Andalucía, y que reflejan una cronificación y una realidad de la pobreza estructural. Igualmente, las entidades que constituyen la EAPN-A piden el diseño y desarrollo de Políticas Sociales Integrales que ayuden a mitigar las bolsas y realidades de pobreza que se reiteran año tras año.

Actualmente, un total de 3,04 millones de personas en Andalucía están en riesgo de pobreza. y/o exclusión social. El año pasado la cifra alcanzaba los 3,27 millones de personas que se encuentran en riesgo de pobreza. Esto supone que 233.000 personas han dejado de estar en situación AROPE, pero la comunidad autónoma sigue en unos niveles muy por encima de la media nacional, según refleja el XII Informe ‘El Estado de la Pobreza’.   

Por otra parte, las consecuencias del cambio climático las estamos viviendo ya. Temperaturas extremas, borrascas ciclónicas, incertidumbres en nuestros campos, escasez de agua, desbordamiento de los ríos y otras muchas secuelas que nos llevan a plantearnos soluciones concretas que hagan más habitable y saludable la Casa Común que es la Tierra.

Sin lugar a dudas se abren nuevos retos para frenar el cambio climático y ser más autosuficientes en energías limpias. En este último punto Huelva está dando pasos muy importantes y punteros en el desarrollo de energías renovables que pueden impulsar de forma sorprendente la economía de nuestra provincia y crear nuevos puestos de trabajo de calidad.

Resurgir sigue navegando hacia los 25 años de ayuda desinteresada a los más vulnerables, por eso es necesario que las administraciones públicas y otras entidades mantengan y aumenten su apoyo en favor de estas familias.

 

Manuel García Villalba
Presidente de la Asociación Resurgir

EDITORIAL NAVIDAD 2023

Manuel García Villalba

Nuestra revista

Navidad 2023 - nº 40

La Tierra, la Casa Común

Un año más, ya tenemos en las manos nuestra Revista de Navidad, esta vez con...
Resurgir-39-Verano 2023

Seguimos Navegando

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.Hemos vivido situaciones...
Revista num 38 Resurgir

Tras tres años de pandemia seguimos caminando

Después de tres años sin revista por culpa de la pandemia, de nuevo nos...
Revista 37 - Economato Solidario Resurgir

Tiempo de dar. Tiempo de compartir. Tiempo de amar. Es Navidad!

A la vista de los datos -aumento del desempleo y disminución de la inversión...

Nuestro Economato Solidario Resurgir cumple 20 años… y seguimos creciendo!

Estos 20 años, qué más da quien lo escribió, ni cuando, retratan nuestras...

Descubrir la realidad silenciosa

Es el momento de revisar nuestra vida y descubrir la realidad...

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: «La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas».

libro Nuestra Historia

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Artículos publicados

editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambioEstamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre...
Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega...
José Luís García Palacios

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y...
Párroco de la Purísima Carlos Javier Rodríguez Parra

Una reflexión de Carlos Rodríguez Parra, párroco de la Purísima

Resurgir, caridad y dignidad humanaNo pocas personas contraponen caridad y justicia como antagónicas...
Centro naim

A corazón abierto con el Centro Naím

Enganchados a la vida No se trata de curar una enfermedad, sino de hacer un hombre nuevo, es decir, de...
seguimos navegando

No ha sido fácil para nadie pero seguimos navegando ¡y cada día con más fuerza!

La pobreza es invisible y sigue enquistada en España, en Andalucía y especialmente en HuelvaDespués de...
Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva

Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega quiso añadir que Resurgir fue una entidad propuesta por los trabajadores para incluirla en su labor social; que cuando la propusieron lo que nos gustó de Resurgir es el trato digno que se le da a las personas que se ayudan, y que sus voluntarios se esfuerzan en trasmitir esa cercanía que aleja el paternalismo y que evita la acción unilateral desde arriba respetando la dignidad de los usuarios. Eso nos convenció, que se atiende a todos con mucho respeto: “Desde Resurgir siempre se cuida la acogida, la simpatía, la cercanía, la conversación, la buena cara, el consejo… Eso tiene un valor muy importante para el usuario y eso lo hemos aprendido en Resurgir.”

-¿Cómo nace la Fundación y cuáles son sus objetivos? ¿Cómo se llega a poner en marcha una Fundación de este tipo?

-La empresa fundadora, Atlantic Copper, ha tenido una vocación social desde siempre. Desde la creación del Polo Químico de Huelva ya había una serie de compromisos sociales, de hecho el convenio colectivo se administraba ya conjuntamente entre la Empresa y el Comité de Empresa, fondos sociales, fondos de préstamos, ayudas en los casos de trabajadores de baja para complementar la contraprestación oficial, actividades deportivas… y la empresa también mantenía relaciones y ayudas con entidades del entorno.

Algunas de las primeras colaboraciones más antiguas son el Festival de Cine de Huelva en el aspecto cultural, y Proyecto Hombre en el social. A partir de ahí llega un momento que nuestro Consejero Delegado decide crear la Fundación, en el año 2008 la constituye oficialmente y en marzo de 2009, ahora vamos a cumplir 15 años, se pone en marcha definitivamente.

-¿Es una Fundación Corporativa?

-La Fundación nace al principio con una vocación para dar entrada no solo a los ejecutivos principales de la Empresa, sino también a nuestros empleados a través del Presidente del Comité de Empresa que forma parte como miembro nato del Patronato, y también miembros institucionales que representan a las principales Instituciones y Autoridades de Huelva como pueden ser la Alcaldesa de Huelva, el Presidente del Puerto, la Rectora, El Delegado del Gobierno de la Junta y el Presidente de la Diputación Provincial que forman parte como Patronos institucionales. Se entiende que no es solo una Fundación Corporativa, que lo es, financiada principalmente por la Empresa, sino también atendiendo y escuchando las necesidades de su entorno más cercano y de los empleados de su empresa fundadora.

-¿Pero las instituciones representadas no aportan fondos?

-Económicamente no aportan nada. En algunos programas que están puestos en marcha sí aportan financiación, puede ser el caso de la Universidad de Huelva aporta cofinanciación a un programa concreto que deriva de un convenio bilateral de colaboración.

-¿Principal meta?

-La Fundación se crea principalmente enfocada al desarrollo del talento joven onubense, orientada fundamentalmente al tema de becas; junto a esto y la formación reglada y la formación medioambiental, no olvida la parte que hereda de su empresa fundadora, que es la parte social, la parte cultural y la parte deportiva y otra serie de programas.

Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

-¿Y cómo evoluciona la Fundación en el aspecto social?

-Desde las colaboraciones que heredamos de Atlantic Copper hemos ido dando cabida a otras entidades que tienen un cierto prestigio y una cierta trayectoria consolidada en atención a los más lo necesitan, y luego aquellas que incluso nos han propuesto nuestros empleados.

-Este es el caso de Resurgir.

-Efectivamente, la colaboración con Resurgir fue una propuesta directa de nuestros empleados. En la cena de Navidad de toda la plantilla que viene haciéndose desde 1998 se hacía una recaudación simbólica que los empleados propusieron destinar a ayudas sociales. A este fin la Empresa duplicaba, triplicaba o cuadruplicaba según los años y la disponibilidad presupuestaria lo recaudado y así se hizo. Se les pidió que indicaran a qué entidades sociales se podían dedicar esos fondos que oscilan, según los años, entre 30 y 40 mil Euros, y una de esas entidades fue el Economato Social Resurgir.

-¿Hay otras colaboraciones más esporádicas?

-Hubo una acción durante la situación Covid, en la que participaron los trabajadores, y otra con motivo de la Guerra de Ucrania en atención a los refugiados que llegaron y que se canalizó a través de Cruz Roja a los pocos meses de iniciarse el conflicto.

-¿Cuáles son los mejores valores que ofrece la Fundación a la sociedad?

-El hecho de crear la Fundación es reforzar esa vocación que Atlantic Copper ha tenido siempre de ser un ciudadano responsable con la sociedad onubense. Se trataba de reforzar con un símbolo, con una entidad independiente de la Empresa, el bienestar de nuestra sociedad más cercana en la que tiene sus actividades nuestra empresa fundadora, trabajar en la educación, en la conciencia medioambiental donde quiero destacar la existencia de un Paraje Reserva de la Biosfera a pocos metros de un enclave industrial y de un enclave urbano cuyos indicadores biológicos mejoran año tras año. Es un ejemplo claro de desarrollo sostenible. Ahí nuestra Fundación se ha querido centrar, primero porque nos parecía que es un gran desconocido a las puertas de Huelva, y además permitiría trabajando con los más pequeños concienciar a la sociedad en su conjunto de su importancia medioambiental y en su conservación.

No olvidamos trabajar en favor de aquellos que más lo necesitan a través de las entidades sociales, no olvidar la cultura a través de las señas de identidad de Huelva, y también apoyar el deporte base colaborando con las escuelas deportivas y ofertando becas para personas con dificultad que puedan acceder a este tipo de escuelas que tenemos en nuestra tierra como es nuestro vecino el Club Marítimo para su escuela náutica, o el Bádminton mediante un torneo solidario en Navidad o el apoyo a la Federación en su programa Bádminton sin barreras. Organizamos una carrera infantil que mezcla la solidaridad con el deporte, y otras acciones no tan regulares en el tiempo como pueden ser el Club Baloncesto Huelva, Club de Futbol femenino, Club de baloncesto Enrique Benítez o el Club de Futbol playa con los que hemos financiado becas para que personas de entorno socioeconómico no muy favorable puedan acudir a sus campamentos de verano, escuelas de deporte base, etc.

Queremos ser un ciudadano responsable con su ciudad, comprometido con su entorno y que trata no solo de cuidar el aspecto económico y medioambiental sino también trabajar el aspecto social.

-¿La Fundación tiene un ámbito de trabajo nacional?

-Estatutariamente tiene el mandato de trabajar, aunque tiene ámbito nacional, de trabajar por Andalucía y específicamente por Huelva, por eso las propuestas que se nos presentan vienen mayoritariamente del territorio más cercano, en el que se desarrollan las actividades de nuestra empresa fundadora.

-¿Se percibe una respuesta del pueblo de Huelva a modo de reconocimiento de vuestra labor?

-Yo creo que no solo la actividad social de la Fundación sino que la evolución de la sociedad han ido cambiando a una respuesta positiva a una entidad que trata de ayudar a la gente, pero también hacia la industria en general. Es decir, en la crisis económica y la crisis del Covid las industrias básicas han resistido bien y han trabajado bien procurando materiales para combatir la pandemia, y luego esa resiliencia que han tenido, se ha dado cuenta la sociedad de que la industria básica y primaria es un pilar necesario para esa misma sociedad. Para una Fundación es fácil recibir reconocimientos, de hecho hemos recibido bastantes premios y bastantes reconocimientos. Es una actividad muy agradable aunque no podamos atender a todos los que llaman a nuestra puerta por motivos presupuestarios. Uno de los premios más apreciados es el Premio Andaluz de Medioambiente que nos lo dio la Consejería de la Junta de Andalucía por las tareas que realizamos en el Paraje Natural Marismas del Odiel. Nos sentimos queridos y queremos que se nos perciba como la Fundación de Huelva, tanto Atlantic Copper como la propia Fundación tienen su domicilio fiscal, social, oficial y legal en Huelva, por tanto estamos trabajando para que a la Fundación Atlantic Copper se la perciba como la Fundación de Huelva.

Arizmendi

-En definitiva que en esa unión industria-sociedad se ha avanzado mucho en positivo. Se transmite la sensibilidad con el entorno. La sociedad habla bien de la Fundación.

-Se ha avanzado por ambas partes. Si tú no cuentas que haces, cómo lo haces y para qué lo haces es difícil que la gente, primero, te entienda, y si no te entiende, que te respete o que te valore. La sociedad se ha dado cuenta por agentes externos del valor que tiene tener una industria por los efectos económicos que genera, por los salarios que paga, el empleo directo o indirecto o inducido que crea y por el peso en el PIB que tiene la industria. Eso por un lado y después el que la industria se ha ido abriendo y se dio cuenta que hay que contar lo que se hace, que no hay nada malo en nuestra tarea. Estamos regulados en todos los aspectos del proceso industrial, todos nuestros parámetros medioambientales están vigilados permanentemente.

La sensibilidad es una cosa que transmitimos de manera fácil, somos de Huelva, estamos trabajando en Huelva y lo hacemos para Huelva. Nosotros queremos focalizar nuestra actuación en lo local y eso se recoge por la sociedad. Somos un vecino más.

NAVIDAD 2023

Antonio de la Vega

Director General, Fundación Atlantic Copper

Nuestra revista

Navidad 2023 - nº 40

La Tierra, la Casa Común

Un año más, ya tenemos en las manos nuestra Revista de Navidad, esta vez con...
Resurgir-39-Verano 2023

Seguimos Navegando

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.Hemos vivido situaciones...
Revista num 38 Resurgir

Tras tres años de pandemia seguimos caminando

Después de tres años sin revista por culpa de la pandemia, de nuevo nos...
Revista 37 - Economato Solidario Resurgir

Tiempo de dar. Tiempo de compartir. Tiempo de amar. Es Navidad!

A la vista de los datos -aumento del desempleo y disminución de la inversión...

Nuestro Economato Solidario Resurgir cumple 20 años… y seguimos creciendo!

Estos 20 años, qué más da quien lo escribió, ni cuando, retratan nuestras...

Descubrir la realidad silenciosa

Es el momento de revisar nuestra vida y descubrir la realidad...

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: «La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas».

libro Nuestra Historia

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Artículos publicados

editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambioEstamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre...
Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega...
José Luís García Palacios

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y...
Párroco de la Purísima Carlos Javier Rodríguez Parra

Una reflexión de Carlos Rodríguez Parra, párroco de la Purísima

Resurgir, caridad y dignidad humanaNo pocas personas contraponen caridad y justicia como antagónicas...
Centro naim

A corazón abierto con el Centro Naím

Enganchados a la vida No se trata de curar una enfermedad, sino de hacer un hombre nuevo, es decir, de...
seguimos navegando

No ha sido fácil para nadie pero seguimos navegando ¡y cada día con más fuerza!

La pobreza es invisible y sigue enquistada en España, en Andalucía y especialmente en HuelvaDespués de...
Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y presidente del Consejo Social de la Universidad de Huelva

Me complace mucho que mis admirados Manolo y Ernesto pudieran pensar en mí para colaborar en difundir la extraordinaria labor que desarrollan de manera tan altruista junto con un colectivo de personas anónimas que se vuelcan en la noble misión de atender a quien precisa una ayuda para seguir adelante. Nadie estamos libres de sufrir una situación que se vuelve pesada y dolorosa como las que acontecen a tantas personas que día tras día acuden a Resurgir para encontrar parte de lo que necesitan. Las necesidades más importantes no se sirven en un plato, ni se ponen en una bolsa, eso lo saben perfectamente quienes colaboran en Resurgir, por eso se esfuerzan cada día en dar reconocimiento y respeto, con plena fraternidad y entrega. Esta dedicación es propia de personas extraordinariamente sencillas, ahí está la grandeza de las mismas.

Sabiéndome tan pequeño al lado de ellos, no dudé en ponerme manos a la obra al alcance de mis posibilidades, y por tanto espero que estas líneas sirvan para alimentar algo más que la esperanza, que llegue también a la ilusión, que en definitiva es la semilla que no debe marchitarse nunca, sólo debemos cultivarla.

Pienso realmente que vivimos una situación muy compleja e injusta para la sociedad en general. Los ratios de España como país no son alentadores, quizá la injerencia política en vez de la adecuada gestión de los recursos públicos tenga mucho que ver, pero ciertamente mientras que unos se dedican a confrontar con los otros, no se acometen los cambios que nuestra querida piel de toro precisa. Y mientras tanto, el ciudadano contempla bastante anestesiado cómo de lo importante pocos se ocupan, pocos de los que deberían hacerlo, de aquellos que dicen representarnos y a los que les pagamos por ello, inmerecidamente en muchas ocasiones.

No obstante, hay razones para seguir motivados en encontrar soluciones, quizá parciales, pero que pueden ser un aliciente para las próximas generaciones. Y probablemente uno de esos ejemplos sea nuestra provincia, Huelva.

Cuántas veces hemos alzado nuestra voz, hemos presentado quejas y actos repudiando el olvido al que hemos estado sometidos por los distintos gobiernos, sucesivamente. Muchas, o quizá no las suficientes, pero con toda seguridad, ineficientes en despertar a esos supuestos representantes el cumplimiento de sus obligaciones por encima de sus disciplinas partidistas. Aún así, ante este panorama no debemos dejar lugar para la desidia, sino que debemos tomar ejemplo de aquellos que de la calamidad crean una oportunidad, por ello creo firmemente que estamos ante una nueva etapa y oportunidad para Huelva, si bien tengamos presente que esto vendrá de mano de las empresas, de la sociedad civil y emprendedora.

Cuando escribo estas líneas es domingo 29 de octubre, última hora del día camino de Madrid, mañana en representación de la FOE presentamos en la capital de España el “I Congreso Nacional de Hidrógeno verde”, que se celebrará del 7 al 9 de febrero de 2024 en Huelva. Esta provincia será foco nacional, al menos, de una tecnología de futuro muy cercano; veremos cómo se implantan proyectos de empresas muy relevantes a nivel internacional que provocarán una revolución en esta tierra. Las necesidades laborales y profesionales serán ingentes y será responsabilidad de esta provincia y sus administraciones actuar acorde a lo que se demande del sector empresarial.

García Palacios congreso_hidrogeno_verde

Porque esta será una prueba que testará la capacidad de respuesta para otros proyectos aún mayores y relevantes que viene con una clara apuesta por nuestra geografía, el aprovechamiento sostenible de recursos naturales y la oportunidad de crear un nuevo ecosistema empresarial que provocará sinergias no recordadas en estas latitudes.

Hace unos días pudimos conocer todos los onubenses la buena marcha del proyecto de Maersk, algo importantísimo y transversal para toda nuestra sociedad. Tuve ocasión de estar el miércoles pasado en la presentación del proyecto CEUS y a pesar de conocerlo bien, sigo entusiasmado y sorprendido ante el magnífico escenario que se abre ante nosotros. Si bien, tenemos que elevar la voz y reclamar al gobierno central, principalmente, un mínimo gesto que muestre cierto interés por esta provincia, ya que la secular carencia en infraestructuras de comunicación roza lo denigrante. No tenemos ferrocarril que pueda denominarse así en pleno siglo XXI en un país que se jacta de tener una red ferroviaria “prime”, es una absoluta vergüenza. Pero aquí, poco pasa. La gestión de nuestros representantes en Madrid, sin mirar colores de ningún tipo, es realmente ineficaz, no se consigue nada porque las consignas internas deben estar muy por encima de los intereses de la ciudadanía que les designaron para luchar por nuestros intereses. Es tan sencillo y triste como parece ser que lo es, penoso, como los reiterados PGE que nos venden anualmente.

Y a pesar de esto, avanzamos. Pero gran parte de esos avances, la inmensa mayoría, se debe a la actividad diaria de la sociedad civil, que se afana en salvar todos los obstáculos que nos encontramos casi de manera recurrente, lo cual es digno de verlo en la más amplia perspectiva para, entonces, ilusionarnos tanto de nuestro trabajo y compromiso como el de quienes empezaban siendo protagonistas en estas humildes líneas. Aprendamos a ser recios y no esperar de quienes no van a tenernos en cuenta, así evitaremos sentirnos otra vez defraudados.

Termino descubriéndome ante tan loable actividad, todo mi reconocimiento a quienes formáis el maravilloso equipo de RESURGIR, y animo desde aquí a las instituciones de Huelva y provincia a apoyar esa labor y colaborar con el Economato ahora que cumple 25 años de servicio público. Sois referencia e inspiración para dar la importancia a las cosas que realmente la tienen. De corazón, muchas gracias.

 

garcia palacios logos

garcia palacios logos

 

NAVIDAD 2023

José Luis García-Palacios

Nuestra revista

Navidad 2023 - nº 40

La Tierra, la Casa Común

Un año más, ya tenemos en las manos nuestra Revista de Navidad, esta vez con...
Resurgir-39-Verano 2023

Seguimos Navegando

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.Hemos vivido situaciones...
Revista num 38 Resurgir

Tras tres años de pandemia seguimos caminando

Después de tres años sin revista por culpa de la pandemia, de nuevo nos...
Revista 37 - Economato Solidario Resurgir

Tiempo de dar. Tiempo de compartir. Tiempo de amar. Es Navidad!

A la vista de los datos -aumento del desempleo y disminución de la inversión...

Nuestro Economato Solidario Resurgir cumple 20 años… y seguimos creciendo!

Estos 20 años, qué más da quien lo escribió, ni cuando, retratan nuestras...

Descubrir la realidad silenciosa

Es el momento de revisar nuestra vida y descubrir la realidad...

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: «La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas».

libro Nuestra Historia

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Artículos publicados

editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambioEstamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre...
Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega...
José Luís García Palacios

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y...
Párroco de la Purísima Carlos Javier Rodríguez Parra

Una reflexión de Carlos Rodríguez Parra, párroco de la Purísima

Resurgir, caridad y dignidad humanaNo pocas personas contraponen caridad y justicia como antagónicas...
Centro naim

A corazón abierto con el Centro Naím

Enganchados a la vida No se trata de curar una enfermedad, sino de hacer un hombre nuevo, es decir, de...
seguimos navegando

No ha sido fácil para nadie pero seguimos navegando ¡y cada día con más fuerza!

La pobreza es invisible y sigue enquistada en España, en Andalucía y especialmente en HuelvaDespués de...
Una reflexión de Carlos Rodríguez Parra, párroco de la Purísima

Una reflexión de Carlos Rodríguez Parra, párroco de la Purísima

Una reflexión de Carlos Rodríguez Parra, párroco de la Purísima

Resurgir, caridad y dignidad humana

No pocas personas contraponen caridad y justicia como antagónicas entre sí, afirmando que la justicia es la meta ineludible a la que debe aspirar y encaminarse toda sociedad, mientras que la caridad es el recurso del que hay que echar mano, como si de un mal menor se tratase, cuando la sociedad, por injusta, no es capaz o no quiere establecer los medios y las estructuras sociales y económicas que posibiliten una real distribución de oportunidades entre sus miembros, que les garanticen una vida digna.

No cabe duda de que una verdadera justicia social es signo inequívoco de una sociedad equilibrada y sana, que da a cada uno lo que le corresponde según su esfuerzo y mérito personal, pero creando las bases necesarias para que el punto de partida de todos a la hora de disfrutar de las mismas oportunidades sea real. En este sentido, posibilitar que la sociedad sea justa es sinónimo de tratar a todos y cada uno de los que la conforman de forma ecuánime, equitativa e imparcial. ¡Y eso es loable y bueno!

Sin embargo, quien sabe realmente lo que encierra en sí misma la palabra caridad y la vivencia de la misma, comprende que ésta no es un desdichado subsidio al que lamentablemente recurrir para remediar en lo posible la falta de justicia, siendo ésta la única buena y loable, y aquélla, el parche que tapa la vergüenza de nuestro fracaso como sociedad y tranquiliza las conciencias.

La caridad es el amor sin medida que no da a cada uno lo que se merece, sino que da a cada uno, con independencia de que lo merezca o no, lo que necesita; la caridad no consiste en dar, sino en darse; la caridad no ve al otro como a un ciudadano -sujeto de derechos y de deberes-, sino como a un hermano -ese que es parte de mí mismo y cuya suerte comparto tanto en lo bueno como en lo malo-. ¡Por eso la caridad es más laudable!

Pretender una sociedad en la que rija una justicia radical, en la que todos poseamos lo mismo y gocemos de los mismos bienes, además de ser algo imposible de lograr, sería también una injusticia radical, pues cada persona es poseedora de unas cualidades que la hacen única y de unas capacidades que le hacen desenvolverse con mayor o menor éxito, alcanzar mayores cotas de prosperidad o que más fácilmente le abocarán a quedar rezagada con respecto a algunos de sus semejantes. Nuestra sustancial diferencia con respecto a las demás personas imposibilitará que, aunque se creen estructuras y medios políticos, sociales y económicos justos, dejen de existir situaciones que coloquen a determinadas personas en situación de desventaja que la sola justicia no puede remediar, y para los que siempre habrá de estar presente la caridad.

Toda forma de caridad, si esta es cabalmente entendida, es buena. Pero, aquella que con su modo de proceder dignifica la dignidad de la persona socorrida, siempre será mejor.

Desde que hace ya 25 años emergió en la sociedad onubense el Economato Resurgir, éste, que es más que una asociación que pretende paliar en la medida de lo posible la falta de justicia social, siendo la conjunción de unos corazones, mentes y manos siempre abiertas que se donan mediante la entrega de su tiempo, esfuerzo, ilusiones e imaginación al prójimo que necesita ser, no sólo auxiliado en su necesidad básica de conseguir una alimentación digna, sino también -y muchas veces principalmente- en su necesidad de ser acogido, comprendido, valorado, escuchado y mirado amorosamente con verdadera caridad, ha realizado el don de la verdadera caridad desde el presupuesto de la dignificación de la persona socorrida.

No es de extrañar pues, que la fórmula que felizmente fue dada a luz como medio para ayudar a tantos prójimos necesitados, fuese la de un economato.

Establecer un economato con el que ayudar a quienes necesitan cubrir sus necesidades básicas, garantiza que estos hermanos nuestros no vean menoscabada su dignidad, ya que, bien por sus propios medios, bien ayudados externamente por parroquias, Cáritas u otras entidades, al acudir al Economato Resurgir, ellos mismos depositan una pequeña cantidad de dinero que les permite comprar -a un precio muy inferior al de mercado- los alimentos, artículos de aseo personal y de limpieza de la casa que necesitan.

Ello contribuye a que, al tener que hacer un cierto esfuerzo económico para adquirirlos, no perciban que les son donados como si ellos mismos no pudiesen aportar nada útil siquiera para su propio sustento y en todo dependan de lo que buenamente se les quiera dar, sino que, al contrario, por el hecho de comprarlos, de pagar por ellos, realmente son suyos, se los han ganado con su esfuerzo.

Solamente quien se ha visto alguna vez en la necesidad de tener que pedir sin poder aportar algo a cambio, sabe hasta qué punto ese hecho lleva a sentirse mal, como inferior. Pero cuando la persona es capaz de aportar por aquello que percibe, siente que se lo ha ganado con su esfuerzo y valía. Y la valía no es la medida de lo que tienes, sino de lo que eres. Vales no por lo que tienes sino por quién eres.

Esta forma de ayudar es la gran y feliz idea que representa como realidad eficazmente transformadora Resurgir. Un medio eficaz para que cualquier persona que se acerque a él pueda, sintiéndose un ciudadano más que hace la compra, ver remediada su situación de carestía.

Y pueda hacerlo, comprando distintos productos tanto de marcas, llamémoslas más básicas, como de aquellos cuyas marcas son reconocidas por todos, lo cual también ayuda a apreciar la realidad de una compra tan normal y habitual como la que se pueda hacer en cualquier otro establecimiento.

Pero para que todo esto sea posible, Resurgir no solamente hace una labor de asistencia en su economato, sino que también hace la tan necesaria labor de concienciación entre aquellos que disponemos de una mejor situación económica, laboral, social y personal. Para ello edita regularmente la revista que tienes en tus manos. Ella pretende dar cumplida información de la vida y caminar de Resurgir; pretende mostrar el rostro de quienes se acercan a Resurgir para ser dignamente atendidos y que no son números o estadísticas, sino personas concretas; y, finalmente, pretende mover nuestros corazones y voluntades para que no echemos en el olvido a tantos hermanos nuestros que verían acrecentada su necesidad si nosotros desamparásemos a Resurgir.

Con cinco panes y dos peces no se puede dar de comer a una multitud. Pero hubo una vez en que uno dio esos pocos panes y peces y Otro hizo que comieran todos.

Tal vez no tengamos más que esos pocos panes y peces, y con ellos lo que consigamos sea menos de lo que se necesita, pero si seguimos entregándole a Resurgir esos humildes pero sinceros recursos, Resurgir los seguirá multiplicando para que, si no llegan a todos, al menos, lleguen a no pocos. Y esos pocos, hasta que construyamos un mundo más justo, no carecerán de nuestro amor; de tu caridad y de la mía.

¡Y es que la persiana de Resurgir la levantamos entre todos!

—————————————————————————————

Carlos Javier Rodríguez Parra, nacido en Minas de Riotinto (49 años) el 13 de junio de 1974, fue ordenado diácono en la Santa Iglesia Catedral de Huelva en el año 2000, ejerciendo su diaconado en las parroquias de Punta Umbría en donde recibió la Sagrada Ordenación Presbiteral el 23 de junio de 2001.

Ha ejercido su ministerio sacerdotal en las parroquias de Villablanca, San Silvestre de Guzmán, Sanlúcar de Guadiana, Pozo del Camino y La Redondela (2001/ 07). Isla cristina (2007/15). Lepe y La Antilla (2015/22). Y, desde septiembre del pasado año en la Purísima Concepción.

Fue Vicario Episcopal de la costa y el Andévalo, miembro del Consejo Episcopal, del Colegio de Consultores, del Consejo del Presbiterio y del Consejo Diocesano de Pastoral.

Bachiller en teología por la Facultad de Teología de Granada y licenciado en derecho canónico por la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid.

Canónico Doctoral de la Santa Iglesia Catedral de Huelva, se ha incorporado al Tribunal Diocesano.

EDITORIAL NAVIDAD 2023

Párroco Carlos Javier

Nuestra revista

Navidad 2023 - nº 40

La Tierra, la Casa Común

Un año más, ya tenemos en las manos nuestra Revista de Navidad, esta vez con...
Resurgir-39-Verano 2023

Seguimos Navegando

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.Hemos vivido situaciones...
Revista num 38 Resurgir

Tras tres años de pandemia seguimos caminando

Después de tres años sin revista por culpa de la pandemia, de nuevo nos...
Revista 37 - Economato Solidario Resurgir

Tiempo de dar. Tiempo de compartir. Tiempo de amar. Es Navidad!

A la vista de los datos -aumento del desempleo y disminución de la inversión...

Nuestro Economato Solidario Resurgir cumple 20 años… y seguimos creciendo!

Estos 20 años, qué más da quien lo escribió, ni cuando, retratan nuestras...

Descubrir la realidad silenciosa

Es el momento de revisar nuestra vida y descubrir la realidad...

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: «La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas».

libro Nuestra Historia

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Artículos publicados

editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambioEstamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre...
Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega...
José Luís García Palacios

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y...
Párroco de la Purísima Carlos Javier Rodríguez Parra

Una reflexión de Carlos Rodríguez Parra, párroco de la Purísima

Resurgir, caridad y dignidad humanaNo pocas personas contraponen caridad y justicia como antagónicas...
Centro naim

A corazón abierto con el Centro Naím

Enganchados a la vida No se trata de curar una enfermedad, sino de hacer un hombre nuevo, es decir, de...
seguimos navegando

No ha sido fácil para nadie pero seguimos navegando ¡y cada día con más fuerza!

La pobreza es invisible y sigue enquistada en España, en Andalucía y especialmente en HuelvaDespués de...
A corazón abierto con el Centro Naím

A corazón abierto con el Centro Naím

A corazón abierto con el Centro Naím

Enganchados a la vida

No se trata de curar una enfermedad, sino de hacer un hombre nuevo, es decir, de ofrecer la oportunidad de nacer de nuevo a quienes, a causa de la droga, han abandonado todo proyecto de vida y todo ideal.

El compromiso con Naím se manifiesta no solo en sus trabajadores, sino en los voluntarios que se acercan al Centro para ayudar en lo que cada uno puede dependiendo de su profesión y conocimientos. Los propios “residentes” son voluntarios, todos colaboran en las tareas del Centro y todos trabajan para llevar esto adelante.

Naím nace en 1991, cuando dos sacerdotes, Pepe García y yo (Paco Echevarría) nos planteamos hacer algo ya que en Huelva a nivel eclesial no había nada de este tipo. Nos prestaron esta finca y comenzamos nuestra caminar.

Centro naim

Después de unos años se creó la Asociación, compramos la finca y pusimos en marcha, teniendo como primera intención ayudar a los chavales a pasar el síndrome de abstinencia y enviarlos luego a Málaga donde sí había un centro Proyecto Hombre. Pero una vez que empezamos nos dimos cuenta que podíamos hacer algo más, como semilla de mostaza que habla el Evangelio. Es una cosa que sin pensar lo que íbamos a hacer nos metimos en ello y llegamos a lo que actualmente tenemos, una Comunidad Terapéutica de varones para ajuste de la personalidad, que ha ido creciendo, en la que fuimos investigando y creando el programa de trabajo de acuerdo con la experiencia, lo que hace que vaya desarrollándose y madurando a lo largo de los 32 años de vida del Centro Naím. Y sigue en revisión permanente, en función de los destinarios a los que se aplica, que van cambiando continuamente.

Centro naim

 

El perfil del residente ha ido evolucionando en estos años. En los 90 fue la heroína, después llego la cocaína y ahora estamos en las drogas nuevas como el “fentanilo” y esas cosas que son muy peligrosas, que está haciendo estragos en Estados Unidos y que no tardará mucho en llegar aquí. Estamos haciendo lo que podemos. Antes eran solo consumidores de sustancias químicas, ahora se ha abierto a personas con conductas adictivas y a otras posibilidades.

Esto es lo que tenemos, una realidad viva que sigue creciendo como una piel que sigue evolucionando con la historia, no un traje que se hace y ya está. Es un proceso dinámico que se retroalimenta para seguir respondiendo a la realidad de hoy.

Rafael Barrera, un psicólogo que llega al Centro para ser atendido nos introduce en el perfil del “residente” de Naím.

Yo me encargo de hacer el cribado de admisión. Nos viene mucha gente con patologías, con trastornos neuronales, pero esa gente no encaja aquí. El perfil que admitimos es hasta 45 años, con alguna patología transitoria, con adicción a las drogas y que quieren ser tratados para el reajuste de su propia personalidad.

Rafael llega a Naím con 23 años para someterse a un programa terapéutico que superó. Luego se le propuso que estudiara y se enganchó como psicólogo “a dar parte de lo que había recibido” ofreciendo lo mejor después de estar en constante formación alentados por ese gran patriarca del Centro Naím que es Paco Echevarría.

Rafael Barrera nos cuenta que fue drogadicto, que pasó por Naím, que comenzó a estudiar y que ahora es uno de los psicólogos que imparte el programa de trabajo a los “residentes” desde hace 25 años. “Yo estoy aquí por el compromiso que me ha traspasado Paco Echevarría, no es por dinero, es por lo que él me ha ido inculcando que me obliga a entregar lo mejor de mí para ayudar a los que ahora me necesitan”.

El primero de los objetivos globales, es que el residente consiga crecer como persona, que se desarrolle conociendo sus potencialidades y debilidades para saber afrontar su vida con libertad.

El segundo de los objetivos es que el joven alcance la madurez y el equilibrio necesario para vivir plenamente su condición de ser humano. La droga ha frustrado su proyecto de vida, y se trata de ofrecerle la oportunidad de retomar el control de su existencia y de vivir la experiencia de su regeneración. Se trata de ayudar al joven a salir de la droga y mediante un programa educativo específico que alcance su pleno desarrollo como ser humano que le sirva para contrarrestar las secuelas negativas que le ha dejado su adicción.

La persona no se recupera, según los responsables de Naím, mientras que no hay una recuperación a nivel espiritual. El nivel físico es lo primero, la reestructuración cognitiva se va dando poco a poco y la emocional a través de los talleres y la experiencia, pero la dimensión espiritual es el sostén de todo. Juan García entra de lleno en este aspecto de la espiritualidad a través del evangelio dada su experiencia de trabajo con los grupos cristianos. El se encarga, cada domingo, de mantener reuniones con los “residentes” y desmenuzar el evangelio del día trabajando todos esos valores inspirados en él. Para Juan García se trata de descubrir al Jesús Sanador, ese Jesús que impulsa, que perdona, que ayuda, que transmite compasión, no lástima, el que transmite la solidaridad para recoger al que está tirado en la cuneta. “Yo lo que trato es de que las carencias que tienen convertirlas en posibilidades positivas cuando se encuentran con Jesús de Nazaret”. El evangelio tiene una dimensión terapéutica muy importante: “En Naím hay mucha hambre de conocer a Jesús para sentirse un discípulo más”. Hay que conectar con los valores: el amor responsable, la responsabilidad, el dominio de sí mismo… Se trata de conseguir el control de la propia existencia, la honestidad, la solidaridad, la sociabilidad, hay que ser capaz de crear un clima de fraternidad, de verdadera amistad, de comunicación respetuosa.

Para Enrique Romero la parte más importante del programa se produce en las salidas a la calle, al mundo real. Primero unas horas, después, los fines de semana los “residentes” ponen en práctica en la calle, con responsabilidad, lo que han aprendido en el Centro: retomar los lazos familiares, trabajar asuntos laborales y crear un nuevo entorno social positivo. Es como si la estancia en el Centro fuera el entrenamiento y los fines de semana juegan el partido para poner en práctica todo lo entrenado. Utilizan las herramientas que han ido adquiriendo para creer en ellos mismos dando pasitos de confianza, consiguiendo sus objetivos.

Desde que se fundó Naím pueden haber pasado por el Centro más de 1.500 chicos. Entre ingresos y reingresos, al año pueden ser entre 80 y 90. Habitualmente la población del centro es de 35/40 “residentes” que suelen estar un año. Solo un 20 % abandona. Los dos años siguientes están sometidos a seguimiento en distintas fases.

En primera persona

ARTURO es un residente que lleva 6 meses en el Centro.

Yo siento que he recuperado mi vida. Vengo de una trayectoria en la que había pasado por muchos centros de rehabilitación y sentía que todos ellos se preocupaban más de su beneficio que del mío. Aquí es diferente. Lo primero que me enseñaron es la humildad, y a partir de ahí asumir mis errores y dejar de negarlos o no querer verlos. He aprendido a ser más persona, a quererme más y a estar más a gusto conmigo mismo. Gracias a eso he podido comenzar a darme a los demás como siempre me hubiera gustado.

Cuando uno está en la adicción está viviendo un engaño aunque en ese momento creemos que es real. Yo lo veo como si fuera una pesadilla y que la realidad está en despertarse, que es lo que yo he conseguido aquí en Naím.

Como mensaje a mis compañeros me gustaría dar el impulso y decirles que por muy mal que lo estén pasando y mal que lo estén viviendo y por muchas emociones negativas que sufran en su día a día, que todo es un engaño, que es una pesadilla, pero que existe la posibilidad de despertarse y acabar con esa pesadilla, que existe una vida mucho más bonita que la que creemos cuando estamos mal.

ABEL es otro de los chicos que están ingresados en Naím.

Naím es un lugar que acoge a personas que venimos con adicciones y nos hace cambiar nuestro estilo de vida. Aquí tenemos un montón de grupos en los que nos empezamos a conocer a nosotros mismos para afrontar todas las dificultades que nos encontramos en la calle. Somos gente que venimos muy destruida, con un montón de valores perdidos, pero con el acogimiento que tenemos y formar parte de esta familia, aquí empezamos otra vez a recuperarlos, desde la hermandad, el compañerismo, la responsabilidad, la rectitud… Es un sitito donde el que quiere puede cambiar y crecer como persona.

La financiación del Centro Naím.

La financiación de Naím viene del esfuerzo compartido. La familia afronta una parte del gasto porque es importante que se implique económicamente, al menos en lo que puedan. La sensación no puede ser de aparcar el problema y olvidarse de él porque no cuesta dinero, es al contrario: tiene que colaborar económicamente para solventar el problema y para darle confianza al residente. Otra parte de la financiación, explica Paco Echevarría, es a través de donativos que llegan de particulares. La Parroquia de Punta Umbría, donde nació Naím, hace colectas para nosotros; se hacen también campañas de alimentos, desde Resurgir nos ayudan en muchas ocasiones, y sobre todo en la contención del gasto: tenemos una economía muy ajustada, hay que saber dónde y cómo se gasta cada euro, como se decía en la antigüedad “que el dinero que das de limosna sude en tus manos”. Aquí no se está para ganar dinero ni promocionar, aquí se está por vocación.

Centro naim

Centro naim

Centro naim

Centro naim

EDITORIAL NAVIDAD 2023

Nuestra revista

Navidad 2023 - nº 40

La Tierra, la Casa Común

Un año más, ya tenemos en las manos nuestra Revista de Navidad, esta vez con...
Resurgir-39-Verano 2023

Seguimos Navegando

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.Hemos vivido situaciones...
Revista num 38 Resurgir

Tras tres años de pandemia seguimos caminando

Después de tres años sin revista por culpa de la pandemia, de nuevo nos...
Revista 37 - Economato Solidario Resurgir

Tiempo de dar. Tiempo de compartir. Tiempo de amar. Es Navidad!

A la vista de los datos -aumento del desempleo y disminución de la inversión...

Nuestro Economato Solidario Resurgir cumple 20 años… y seguimos creciendo!

Estos 20 años, qué más da quien lo escribió, ni cuando, retratan nuestras...

Descubrir la realidad silenciosa

Es el momento de revisar nuestra vida y descubrir la realidad...

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: «La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas».

libro Nuestra Historia

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Artículos publicados

editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambioEstamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre...
Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega...
José Luís García Palacios

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y...
Párroco de la Purísima Carlos Javier Rodríguez Parra

Una reflexión de Carlos Rodríguez Parra, párroco de la Purísima

Resurgir, caridad y dignidad humanaNo pocas personas contraponen caridad y justicia como antagónicas...
Centro naim

A corazón abierto con el Centro Naím

Enganchados a la vida No se trata de curar una enfermedad, sino de hacer un hombre nuevo, es decir, de...
seguimos navegando

No ha sido fácil para nadie pero seguimos navegando ¡y cada día con más fuerza!

La pobreza es invisible y sigue enquistada en España, en Andalucía y especialmente en HuelvaDespués de...
No ha sido fácil para nadie pero seguimos navegando ¡y cada día con más fuerza!

No ha sido fácil para nadie pero seguimos navegando ¡y cada día con más fuerza!

No ha sido fácil para nadie pero seguimos navegando ¡y cada día con más fuerza!

La pobreza es invisible y sigue enquistada en España, en Andalucía y especialmente en Huelva

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.

Hemos vivido situaciones difíciles y momentos de calma: empezamos en el 2019 con la pandemia, confinamiento, mascarillas, ERTES, vacunas, guerra de Ucrania, devastadores efectos del cambio climático, sequía, aumento de los intereses de las hipotecas, aumento del precio de los alquileres, de la luz, el gas, inflación exagerada que ha sumido en la pobreza a miles de familias… Hay más contratos indefinidos, pero gran parte de ellos son a tiempo parcial o discontinuos.

Durante el confinamiento, Resurgir siguió abierto y atendiendo a las familias que lo necesitaron, siempre con las máximas medidas de seguridad sanitaria y con el apoyo del voluntariado más joven y algunos trabajadores voluntarios de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Huelva.

Nuestro agradecimiento a esas personas que se unieron a nosotros y también al Ayuntamiento de Huelva, que ha mantenido el convenio de colaboración durante ocho años y con ello hemos podido atender a cientos de familias todos los meses. No podemos decir lo mismo de la Diputación provincial, que a pesar de la fuerte demanda de la gente de los pueblos de la provincia de menos de 20.000 habitantes, no hubo manera de renovar un convenio que habíamos mantenido desde 2009 y que sirvió, en los años anteriores al confinamiento, de apoyo inestimable a cientos de familias de la provincia.

Por primera vez tenemos una mujer alcaldesa de Huelva, Pilar Miranda, con una sensibilidad especial para los más desfavorecidos y siempre cercana, apoyando nuestra labor. Confiamos plenamente que seguiremos trabajando junto con el Ayuntamiento de Huelva, aunque la cantidad se ha quedado corta para atender a tantas familias por la inflación.

Por otra parte tenemos un nuevo Presidente de la Diputación, David Toscano, que tiene experiencia en nuestro común trabajo durante varios años, como alcalde de Aljaraque.

La pobreza es invisible y sigue enquistada en España, en Andalucía y especialmente en Huelva, así como la desigualdad entre los que están situados, instalados, en un lado de la orilla y los otros, que no llegan a mediados de mes.

El 38,7 por ciento de la población andaluza está en riesgo de pobreza o exclusión social. En total, 3,27 millones de personas que tienen muchas dificultades para afrontar el día a día. Y casi un 16 por ciento de los andaluces vive en hogares que sobreviven con una tasa de pobreza severa. La situación, además, empeoró durante la pandemia: según los datos de Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A), en 2021 hubo 157.294 personas más en riesgo de pobreza que el año anterior, un incremento de un 1,8 por ciento, bastante por encima de la media nacional.

La Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A) ha presentado un informe en el que pone de manifiesto la difícil situación que atraviesa la provincia de Huelva, con una brecha salarial creciente. Pero pone en valor la efectividad del escudo social. (Estos son datos publicados en octubre de 2022).

Desde Resurgir seguiremos en primera línea atendiendo, acogiendo y escuchando a las familias usuarias, y esperamos que la Diputación Provincial recupere su compromiso solidario con los más vulnerables y tengamos un efecto multiplicador al esfuerzo común.

Manuel García Villalba
Presidente de la Asociación Resurgir

EDITORIAL VERANO 2023

Manuel García Villalba

Nuestra revista

Navidad 2023 - nº 40

La Tierra, la Casa Común

Un año más, ya tenemos en las manos nuestra Revista de Navidad, esta vez con...
Resurgir-39-Verano 2023

Seguimos Navegando

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.Hemos vivido situaciones...
Revista num 38 Resurgir

Tras tres años de pandemia seguimos caminando

Después de tres años sin revista por culpa de la pandemia, de nuevo nos...
Revista 37 - Economato Solidario Resurgir

Tiempo de dar. Tiempo de compartir. Tiempo de amar. Es Navidad!

A la vista de los datos -aumento del desempleo y disminución de la inversión...

Nuestro Economato Solidario Resurgir cumple 20 años… y seguimos creciendo!

Estos 20 años, qué más da quien lo escribió, ni cuando, retratan nuestras...

Descubrir la realidad silenciosa

Es el momento de revisar nuestra vida y descubrir la realidad...

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: «La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas».

libro Nuestra Historia

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Artículos publicados

editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambioEstamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre...
Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega...
José Luís García Palacios

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y...
Párroco de la Purísima Carlos Javier Rodríguez Parra

Una reflexión de Carlos Rodríguez Parra, párroco de la Purísima

Resurgir, caridad y dignidad humanaNo pocas personas contraponen caridad y justicia como antagónicas...
Centro naim

A corazón abierto con el Centro Naím

Enganchados a la vida No se trata de curar una enfermedad, sino de hacer un hombre nuevo, es decir, de...
seguimos navegando

No ha sido fácil para nadie pero seguimos navegando ¡y cada día con más fuerza!

La pobreza es invisible y sigue enquistada en España, en Andalucía y especialmente en HuelvaDespués de...