25 años de Resurgir – Huella de esperanza

25 años de Resurgir – Huella de esperanza

El objetivo principal era celebrar los 25 años del nacimiento de Resurgir, Economato Social y Solidario, con una acción que grabara en la memoria colectiva la necesidad de un desarrollo económico, ecológico y poético musical.

 

El martes 14 de mayo a las 18:30 el Economato Resurgir, de la mano del Ayuntamiento de Huelva, llevó a cabo este evento en el Salón de Chimeneas de la Casa Colón. Intervenciones del Presidente de Resurgir, Manuel García Villalba, la Alcaldesa de Huelva, Pilar Miranda y el Grupo de Huelva Poetas por la Paz coordinado por Ramón Llanes llevó a los más de 150 asistentes invitados y autoridades a contemplar la plantación de un olivo centenario en los jardines de acceso a la Casa Colón. Junto a este árbol también se ha colocado un monolito en el que se puede ver una leyenda en la que se ha grabado un código QR que al ser escaneado redirige a la página del Economato Resurgir.

El acto estuvo amenizado musicalmente por miembros de la Orquesta Colombina de Huelva y por la cantautora, Ana Vázquez Limón. Este evento de Resurgir, de una duración aproximada de 40 minutos, quiso, con estos actos, realizar una celebración diferente en la que se reflejase la importancia de la ecología y la solidaridad.

Se quiso, por parte de los organizadores, que el acto fuera “Un canto al olivo de la esperanza”, que en esta tierra de bondad se eleva con altivez y se convierte en símbolo de paz, solidaridad y abundancia, símbolo del Economato RESURGIR, donde la esperanza florece sin cesar. Son veinticinco años de entrega y de fe, ayudando a familias con necesidad, con un compromiso inquebrantable, donde la dignidad jamás se marchita. La celebración pretende ser una huella de esperanza en la tierra para las generaciones futuras que quedará junto a uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Huelva.

La interpretación del Himno a la alegría por dos componentes de la Orquesta Colombina dio paso al saludo del Presidente de Resurgir, Manuel García Villalba:

Gracias por vuestra presencia en este acto.

Gracias, Alcaldesa, por la rápida acogida de la idea y por tu apoyo. A Mariló Ponce, Concejal de Infraestructuras y Servicios Públicos; a Nacho Molina, de Cultura y Patrimonio Arqueológico y a sus equipos de profesionales que han hecho fácil todo este complicado montaje.

Gracias a los medios de comunicación que han sido siempre nuestros compañeros de viaje, para hacer visible lo invisible; gracias a la Almazara Ecológica de Encinasola que nos ha donado un precioso olivo ecológico de más de 300 años y que va a dar un nuevo porte a los jardines de esta Casa Colón. Gracias a mi amigo y compañero Ramón Llanes y a los Poetas de Huelva por la Paz por su participación y ayuda en este evento. Y gracias también por su colaboración a la Orquesta Colombina y a la cantautora Ana Vázquez Limón.

Nuestro reconocimiento por el apoyo y el trabajo conjunto de distintas entidades religiosas laicas, fundaciones de empresas, a las administraciones públicas con las que trabajamos desde hace años.

Para empezar, quiero dedicar un momento para recordar a nuestras compañeras y compañeros que, a lo largo de estos 25 años, han partido al otro lado de la vida, y cuyo recuerdo permanece siempre vivo en nuestras memorias. Recordando a quienes nos dejaron, encontramos inspiración para cultivar esperanza y optimismo en tiempos difíciles.

Es muy importante sembrar semillas de esperanza para iluminar el camino hacia un futuro más prometedor, donde soñemos juntos, convirtiendo los buenos deseos en realidades al servicio del bien común. Decía Martin Luther King: ‘Cuando una persona sueña sola, es solo un sueño. Pero cuando varias personas sueñan juntas, es el comienzo de una nueva realidad.

Durante estos 25 años hemos aprendido mucho: sobre todo cómo ayudar a las personas más vulnerables respetando su dignidad. Durante estos años hemos experimentado momentos dulces y otros amargos, y miles de familias han pasado como beneficiarios por el Economato. Uno de los momentos más dolorosos fue la crisis de 2008 en la que gran parte de la clase media se empobreció y Resurgir fue su salvavidas.

El confinamiento fue un punto de inflexión: estuvimos abiertos durante toda la pandemia; se reactivó con fuerza la renovación generacional y una nueva ola se integró con decisión y acierto. Ha sido y es un trabajo constante porque la pobreza sigue enquistada en nuestra sociedad. Yo suelo decir que no se acaba con la pobreza porque no es contagiosa.

Pero, hoy, después de 25 años, hemos querido dejar una huella ecológica y un mensaje de esperanza con la plantación de un olivo como testimonio de una experiencia solidaria que inspire a los que lo vean. El olivo, que nace de una pequeña semilla, ha sido desde hace miles de años un símbolo de larga vida, sus ramas han simbolizado la paz. Ha ungido a reyes, coronado a atletas olímpicos; ha servido de alimento, de medicina, ha dado cobijo en los días de calor, ha respetado el planeta, ha creado puestos de trabajo y está lleno de simbolismos religiosos en la Biblia y en otras creencias.

Para terminar mi intervención, tengo que reiterar mi parabién a los que recibieron la inspiración de crear esta gran obra de solidaridad, a los que se unieron posteriormente, a los que están y los que estarán. Todos ellos forman la gran familia Resurgir.”

Después de la intervención del Presidente de la Asociación Resurgir, el acto pasó a su aspecto poético y musical con la intervención de poetas de Huelva del Grupo Poetas por la Paz. Emilio Marín habló de solidaridad con el pueblo palestino:

Sí con ilusiones de edificar un mundo

De libertades, deseos y esperanzas,

Brazos tendidos sin exclusiones,

Sin muros ni miedos.

Voces amigas que hablen otras lenguas

Coros de cuerpos que vibren,

Que canten al universo

A las estrellas y a la Paz.

 

Tras la intervención de Emilio Marín subió al estrado Pedro Javier Martín Pedrós y nos ofreció Resurgir

Nuestras miradas se fundieron

en un baile musical,

el lenguaje de la ternura,

se convirtió

sin quererlo en caricias de amor.

Y volvieron a resurgir los valles

internos de blanca dulzura.

Y sentimos que el tiempo se compartía

lleno de belleza y transparencia.

Aromas que inyectan el alma

derramando esencias,

estremeciendo insaciables

donaciones de gratitud.

Resurgir de inquietudes

fraternas.

Sin paternalismos, cambiando

limosnas por dignidad.

Versos que son besos

en los pasillos

de amaneceres,

de amapolas amigas.

 

Javier Sánchez Durán recitó a la esperanza:

Abrir un hilo de esperanza a la vida,

a los que contemplan los cielos oscuros y tenebrosos

con la mirada perdida,

abrir un hilo de esperanza en los caminos

a los que sueñan con un mar de brazos extendidos

sobre un océano de rojas amapolas,

hacer resurgir como el Ave Fénix

a los que miran con nosotros,

a los que sienten con nosotros,

 a los que aman con nosotros,

 a los que sufren y respiran con nosotros.

Hay razón para pensar

que realmente no hay ellos

porque todos somos nosotros.

Gracias, Resurgir, por no ser sordos ni inmunes

a las heridas abiertas de los desesperados,

por contribuir a limpiar esta costra indigna que nos impide mirar

y esta cera sucia que tapa nuestros oídos

y nos hace insensibles al llanto de los de los débiles.

 

Y por último fue Ramón Llanes que conjugó el motivo de este acto, la plantación del Olivo de la Esperanza con el Economato Resurgir que nos había convocado y que reproducimos íntegramente en la contraportada de esta revista:

Desde hoy tendrá el olivo pedestal nuevo,

sol distinto y música a todas horas,

desde hoy prestigiará la simbología

de esta verdad de los humanos…

… Él lo ha querido,

sea para él nuestro brindis más solidario.

 

Fue Ama Vázquez Limón la que se encargó de cerrar con dos de sus preciosas canciones, autora de música y letra, la parte poético musical del acto.

Y para cerrar, como no podía ser de otra forma, las palabras de la Alcadesa de Huelva, Pilar Miranda, anfitriona de acto y de la celebración a la que desde Resurgir le estamos tremendamente agradecidos.

Miranda felicitó a Resurgir porque “hace 25 años que empezó a trabajar para cambiar en esta ciudad el concepto de limosna y caridad y transformarlo en atención social desde la máxima de respeto a la dignidad de las personas”. En este sentido destacó que el Economato apuesta por “cubrir las necesidades de suministros vitales y alimentación de muchas familias onubenses. Haciéndolo desde el máximo respeto, al permitir a las familias elegir los productos, elaborar su propia cesta de la compra, según sus necesidades y preferencias”.

En este tiempo, “los logros se cuentan por personas, con nombres y apellidos, familias que han encontrado una mano amiga, un apoyo para enfrentar dificultades. Una trayectoria que sin embargo no ha estado exenta de baches y dificultades, pero que han llegado al cuarto de siglo, con Manuel García Villalba y Antonio Gómez, como presidente y vicepresidente de una entidad que ha conseguido además incorporar a la experiencia de su Junta Directiva, un cambio generacional que asegura el futuro de esta asociación imprescindible”.

El aniversario “es una oportunidad para reconocer pero principalmente para agradecer el trabajo y apoyo de todos los colaboradores, familias, voluntarios, empleados, entidades y amigos que durante estos 25 años han trabajado para convertir a la Asociación Resurgir en un referente en la atención social de Huelva”.

Para la Alcaldesa, Resurgir se ha convertido en estos años en “un auténtico aliado del Ayuntamiento, con el que trabajamos juntos, en total coordinación, para que la atención social llegue realmente a las familias que más lo necesitan. El economato supone “un recurso imprescindible para las familias que peor lo pasan. Es el recurso más demandado y mejor valorado por las familias vulnerables”.

Aquí se dio por cerrado esta parte del acto y todos los invitados, voluntarios y amigos asistentes pasaron al exterior de la Casa Colón en donde se plantó por parte del Presidente de Resurgir y de la propia Alcaldesa, a los que ayudaron algunos de los Concejales que nos acompañaron en esta festividad, el Olivo centenario que simboliza la esperanza, la solidaridad, la paz y la abundancia.

A fondo con Manuel García Villalba, Presidente de Resurgir

A fondo con Manuel García Villalba, Presidente de Resurgir

A fondo con Manuel García Villalba, Presidente de Resurgir

Una entrevista de Ernesto B. Seijas

A primera vista es afable y sonriente, se le notan los rasgos cariñosos de la tolerancia y del compromiso, también las manchas del trabajo y las preocupaciones, así como su disposición a no arrojar la toalla y luchar por la continuidad de Resurgir otros 25 años. Es rígido en algunas de sus decisiones, necesarias para que el barco siga flotando y los marineros a bordo hasta en los peores tiempos, y por supuesto es capaz de solucionar una eventualidad en cualquier situación y de dirigir a casi cien voluntarios con la distinción y certeza que lo ha hecho hasta aquí.

anuel García Villalba fue fundador de Resurgir y sigue siendo su Presidente. Un presidente que no aceptaba realizar esta entrevista, mostrando su faceta más retraída, intentando por todos los medios convencernos que no era necesaria. Nuestra insistencia y su afán de servicio a los demás lograron convencerle.

—Hasta aquí se han vivido 25 años de servicio desde aquel nacimiento que un grupo de matrimonios decidió emprender en beneficio de los demás. ¿Cuáles fueron los orígenes?

—Yo si miro hacia atrás creo que hay una parte de concienciación en el sentido de mirar la sociedad que nos rodea. En aquellos momentos nos veníamos reuniendo un grupo de matrimonios dentro del humanismo cristiano que buscábamos hacer algo a favor de los demás desde pie de obra, pisando los terrenos que los vulnerables pisan. Algunos pertenecíamos también a otro grupo en Safa Funcadia que nos reuníamos para profundizar en el evangelio, manteniendo esa mística que sirve para el creyente y el no creyente. Ese es el Humanismo Cristiano del que venimos. Desde ese grupo de matrimonios nace Resurgir, ayudando a familias en situación de pobreza, pero nos dimos cuenta que usábamos un paternalismo humillante del superior al inferior, que ocurre cuando la gente no es protagonista de su propia solución y eso había que cambiarlo aunque no fuera fácil, como no lo fue llegar a fórmulas que se entendiese que el que está en una situación de precariedad sea al mismo tiempo la persona actora de su propia solución. Nosotros seremos sus compañeros y les facilitaremos medios, de ahí tardamos en descubrir el formato de lo que es un Economato Social y Solidario como es Resurgir.

—¿Cuáles son los pasos que se dan para llegar a poner en marcha este Economato? ¿Trabas, facilidades, ayudas, acercamiento de instituciones?

—Cuando pusimos en marcha el Economato no podíamos imaginar que esto iba a cumplir 25 años ni que las instituciones se iban a implicar con tanto compromiso y tanta sensibilidad social como lo han hecho hasta ahora. Nosotros lo que queríamos hacer era un complemento directo, fácil, y con efecto multiplicador con las Cáritas parroquiales, ahí se inicio una parte de lo que fueron los primeros meses de Resurgir. Después nos llevó a pensar que las Cáritas no tenían medios suficientes para atender el volumen de necesidad que se les venía encima, ni llegaba la información de muchas familias en esa situación de precariedad, por eso queríamos descubrir otras fórmulas para llegar a esas familias. Eso nos puso en contacto con la política social de la Junta de Andalucía con quien firmamos un acuerdo para atender a las familias que solicitaban el bono social, un carnet que servía durante el periodo de tramitación, unos tres meses, que se les atendía a través del Economato. Eso fueron cientos de familias que quedaron cubiertas durante esos meses.

—¿Cómo se articula la decisión de quién puede ser beneficiario del Economato?

—Se hizo desde el principio, en 1999, un estudio sociológico muy detallado de la capital, de los barrios, del tipo de pobreza… y se valoró desde la pobreza extrema a una pobreza relativa que nos desveló una sorpresa que nos hizo reflexionar, casi con estupor: la pobreza extrema estaba más concentrada en el centro de la capital que en otros barrios, y eso nos despertó. Esto nos ayudó a entender por una parte la situación sicológica del pobre o empobrecido que existía en nuestro entorno, y al mismo tiempo que teníamos que entrar en un plano mucho más activo en el que a través de una Revista anunciar casi proféticamente buenas noticias y denunciar posibilidades y otras alternativas para crear una sociedad con menos desigualdades. Por eso editamos esta Revista. Independientemente de todo este trabajo hemos tenido momentos muy difíciles.

—¿En qué momento pensáis: esto está en marcha?

—Fue en el 2008, tomando una cerveza. Nos dimos cuenta de que estábamos atendiendo a menos familias y llegamos a sopesar si debíamos hacer un aterrizaje suave y dejar todo en manos de otras gentes. La vida es muy irregular. Pero mira por dónde, al final de ese año entramos en una crisis que se revela de forma durísima en 2009 y la situación pasa de tener unos 13.000 pobres a 34.000 personas en situación de pobreza al final de ese año. Eso nos hace activarnos después de comprobar los datos que nos ofrecía el Observatorio Social que teníamos en funcionamiento. Eso nos hizo asustarnos y organizamos unas jornadas en la Universidad sobre las causas de la pobreza en Huelva concretamente, que nos llevó a muchas conclusiones que han servido para crear un grupo de estudio, un máster, para gestionar la pobreza y establecer un espíritu solidario a través de esos cursos que dan en la Universidad. Esto nos ayudó a entender que la pobreza no se iba a apartar de la sociedad porque está enquistada en ella.

—¿Y por qué está enquistada?

—Los años de la crisis, unos diez años, fueron terribles, dejaron una huella en la clase media difícil de superar; en algunas situaciones se han reciclado pero en otras, nos consta, sabemos, que están imposibilitados para llegar a final de mes y el enquistamiento se produce fácilmente: tienes un trabajo y de pronto tienes un problema de enfermedad, un problema que te afecta y tienes que dejar de trabajar y ya no recibes los mismos ingresos, o tu pareja que se ha quedado en el paro y no recibe los mismos ingresos, o tienes un problema de enfermedad dentro de la unidad familiar, se produce cualquier contingencia adversa que hace que estas situaciones se vayan acumulando, no es algo que pasas por ello y se resuelve de inmediato cuando encuentras un trabajo inmediato. Tú tienes un vacío por el que necesitas el apoyo de una institución que esté al lado tuyo en todo momento, que te arrope, que te acompañe, que te entienda, que te escuche, porque la pobreza, cuando es económica, no es solo económica, es una pobreza de ideas, de salud, de comunicación, es una pobreza psicológica, de muchos sentidos que afecta al alma humana que genera enfermedad. Si quieres verlo desde el punto de vista mercantilista afecta al costo que produce al país estas situaciones que son terribles y que crean enfermedades crónicas.

—¿Cuál fue el momento en que dijisteis, vamos a tirar la toalla?

—Ese momento no ha existido. En ningún momento se ha planteado arrojar la toalla y darnos por vencidos. Ni cuando llega el Covid, que parecía que era la situación de sálvese quien pueda, ni en esos momentos. Por el contrario en Resurgir hubo gente que dijo, nosotros seguimos adelante. Yo me plantee que era responsable de una organización seria que no podía dejar en la cuneta a nuestros usuarios. Se implantaron todas las medidas necesarias de prudencia, de protección sanitaria, se instalaron purificadores, pero no podíamos abandonar el barco.

—Pese a ese reconocimiento por la labor de Resurgir no se puede obviar que también hay críticas en la calle en ocasiones por el tipo de beneficiario que a veces se ven comprar, y se comenta que no parece lógico que esté haciendo uso de este Economato y sin embargo pueda llegar a comprar en un coche lujoso. ¿Cómo se ve esto desde Resurgir?

—Es muy fácil juzgar desde fuera, no sabemos exactamente lo que esa persona está pasando. Yo puedo contar un hecho real de una familia que pidió ayuda y en aquel momento no se le pudo ayudar porque estaba la situación muy cerrada, y pese a su buen aspecto y forma de vestir, llegó a pedir para desayunar. No pudimos hacer nada en aquel momento, aunque unos minutos más tarde reaccionamos, salimos en su búsqueda y observamos que se están montando en un monovolumen. Le llamamos la atención por la circunstancia de pedir ayuda y sin embargo venir en ese tipo de coche y, para nuestra sorpresa nos abrió la puerta del vehículo y nos mostró los colchones que tenia puestos para que sus hijos pudieran dormir. Nos quedamos absolutamente helados, sin palabras.

Recuerdo otro caso. Nos alertaron que una familia, la compra la estaban cargando en un coche muy lujoso, pero al preguntarle nos demostró que se lo había prestado su vecino para que pudiera venir hasta Huelva a hacer la compra. Esa es la solidaridad que vemos a diario en Resurgir. No podemos saber cuál es la situación de cada familia que es usuaria de Resurgir y por eso intentamos hacer una valoración sana de la realidad.

—Resurgir ayuda a las familias más desprotegidas de Huelva pero ¿intenta, al mismo tiempo, aportar soluciones a su realidad?

—No podemos quedarnos en la cáscara de las cosas. Hay que profundizar y buscar el interior, conocer a la gente que se acerca a nosotros, saber su situación. Nosotros no actuamos nunca solos, paralelamente trabaja un grupo de personas, los propios servicios sociales de las administraciones que colaboran con Resurgir, que son los que analizan a la familia, comprueban su estado actual y proporcionan la información necesaria de su situación para aportarles la mejor solución en cada momento. Puede haber picaresca, claro que sí, la hay, pero como en todos los ámbitos de la sociedad. No podemos olvidar la economía del pobre. Es decir, quién puede juzgar si una familia lleva más aceite del que consideramos suficiente, pero quién puede saber si ese aceite es para cambiárselo al vecino por otro producto, un par de zapatos, por ejemplo, que también le es necesario para su supervivencia. Eso es lo que llamamos auténtica economía de la pobreza. Mi mujer dice muchas veces que “mas sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena”.

—¿Qué mensaje habría que enviarle a la sociedad en conjunto y a las administraciones en particular para que comprendan que la situación no ha cambiado en muchísimos años y la labor de este Economato Resurgir es necesaria aún y tiene que seguir funcionando?

—Yo siempre pongo un ejemplo: esto es un rio de dos orillas, en una parte están los que tienen una cierta defensa para subsistir y en la otra están los desinstalados que no llegan a final de mes, que no tienen para comer, y que tienen cargas de todo tipo. Lo que hay que hacer es tender puentes siempre para que eso no exista, hay que facilitar esos puentes para que esas familias puedan cruzar y pasar a la otra orilla. Es muy fácil en la vida que en algún momento puedas estar en esa orilla que nadie queremos. Nunca estamos seguros, y los cambios y la evolución tecnológica que se están produciendo van a provocar esa situación en el futuro. Resurgir tiene que ser y será siempre, mientras los voluntarios sigan poniendo el corazón, una organización que está al servicio de la gente que sufre, y debe tener apoyo de todas las instituciones y de toda Huelva porque Resurgir solo trabaja para los más necesitados.

—Última reflexión. ¿Qué destaca de los estos 25 años?

—Yo diría una frase de un general romano: “Lo hicimos porque no sabíamos que era imposible”.

Una entrevista de Ernesto B. Seijas

Manuel García Villalba

Nuestra revista

Navidad 2023 - nº 40

La Tierra, la Casa Común

Un año más, ya tenemos en las manos nuestra Revista de Navidad, esta vez con...
Resurgir-39-Verano 2023

Seguimos Navegando

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.Hemos vivido situaciones...
Revista num 38 Resurgir

Tras tres años de pandemia seguimos caminando

Después de tres años sin revista por culpa de la pandemia, de nuevo nos...
Revista 37 - Economato Solidario Resurgir

Tiempo de dar. Tiempo de compartir. Tiempo de amar. Es Navidad!

A la vista de los datos -aumento del desempleo y disminución de la inversión...

Nuestro Economato Solidario Resurgir cumple 20 años… y seguimos creciendo!

Estos 20 años, qué más da quien lo escribió, ni cuando, retratan nuestras...

Descubrir la realidad silenciosa

Es el momento de revisar nuestra vida y descubrir la realidad...

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: «La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas».

libro Nuestra Historia

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Artículos publicados

el olivo acto

25 años de Resurgir – Huella de esperanza

El objetivo principal era celebrar los 25 años del nacimiento de Resurgir, Economato Social...
Manuel García Villalba

A fondo con Manuel García Villalba, Presidente de Resurgir

Una entrevista de Ernesto B. SeijasA primera vista es afable y sonriente, se le notan los rasgos...
Resurgir cumple 25 años

Veinticinco años a pie de obra

Veinticinco años, y se han pasado en un suspiro.   Más de nueve mil días, cada uno con sus...
editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambioEstamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre...
Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega...
José Luís García Palacios

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y...
Veinticinco años a pie de obra

Veinticinco años a pie de obra

Veinticinco años, y se han pasado en un suspiro.

 
Más de nueve mil días, cada uno con sus alegrías y sus dificultades, han marcado esta trayectoria que nos enorgullece. Y no por nosotros, que hacemos lo que podemos, sino por todas las personas, voluntarios, organismos y entidades que han contribuido a poner en pie esto que nació como un sueño imposible y hoy es una realidad.
 
Un Martes Santo de hace 25 años nacía oficialmente Resurgir. Durante este cuarto de siglo hemos intentado acompañar a miles de familias vulnerables y que no llegaban a final de mes, y sin darnos cuenta hemos sido su salvavidas. Hemos superados momentos complicados, la crisis del 2008, el Covid-19 y seguimos navegando porque Resurgir es un recurso imprescindible para las familias que peor lo pasan y, según nos confirman las trabajadoras sociales, el recurso más demandado y mejor valorado por las familias empobrecidas.
 
¡ENHORABUENA a todos y todas lo que han hecho y hacen posible esta obra, y a todos los que colaborarán en el futuro! Sois lo mejor de lo mejor.

 

 

La Tierra, la casa común – Editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambio

Estamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre acontecimientos vividos y cómo estos cambios afectan a las personas. Por otra parte, este cambio de paradigma nos lleva a plantearnos nuevos retos.

Terminamos el pasado año con una guerra en Europa y añadimos otra más en Oriente Medio; la industria de las armas hace liquidación de sus almacenes y aumentan los beneficios. Con el consecuente daño a las economías de la mayoría de los países, produciendo un incremento de los precios difícilmente soportable para gran parte de la población. Por otra parte, la hambruna, que se ha multiplicado en los países más pobres.

La migración crece como nunca: gente desesperada que busca vivir, ya que no lo consigue en sus países de origen.

Por una razón u otra aumentan las protestas y manifestaciones en casi toda Europa.

El desarrollo de las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, un instrumento con su cara y su cruz, que va a cambiar nuestras vidas, especialmente la de nuestros hijos y nietos. Lo que algunos llaman la quinta revolución. Según lo expertos estas nuevas tecnologías es un arma de doble filo y tiene potencialmente unas consecuencias impredecibles.

Huelva cierra el tercer trimestre de 2023 con 10.200 parados más que antes del verano. La tasa de paro asciende al 19%, porcentaje superior al de hace un año, cuando era del 17,26%. La inflación esta haciendo estragos en la población más vulnerable.

La Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A) reclama la implementación de más medidas y estrategias a las Administraciones Públicas para acabar con los altos índices de pobreza, exclusión social y desigualdad que siguen existiendo en Andalucía, y que reflejan una cronificación y una realidad de la pobreza estructural. Igualmente, las entidades que constituyen la EAPN-A piden el diseño y desarrollo de Políticas Sociales Integrales que ayuden a mitigar las bolsas y realidades de pobreza que se reiteran año tras año.

Actualmente, un total de 3,04 millones de personas en Andalucía están en riesgo de pobreza. y/o exclusión social. El año pasado la cifra alcanzaba los 3,27 millones de personas que se encuentran en riesgo de pobreza. Esto supone que 233.000 personas han dejado de estar en situación AROPE, pero la comunidad autónoma sigue en unos niveles muy por encima de la media nacional, según refleja el XII Informe ‘El Estado de la Pobreza’.   

Por otra parte, las consecuencias del cambio climático las estamos viviendo ya. Temperaturas extremas, borrascas ciclónicas, incertidumbres en nuestros campos, escasez de agua, desbordamiento de los ríos y otras muchas secuelas que nos llevan a plantearnos soluciones concretas que hagan más habitable y saludable la Casa Común que es la Tierra.

Sin lugar a dudas se abren nuevos retos para frenar el cambio climático y ser más autosuficientes en energías limpias. En este último punto Huelva está dando pasos muy importantes y punteros en el desarrollo de energías renovables que pueden impulsar de forma sorprendente la economía de nuestra provincia y crear nuevos puestos de trabajo de calidad.

Resurgir sigue navegando hacia los 25 años de ayuda desinteresada a los más vulnerables, por eso es necesario que las administraciones públicas y otras entidades mantengan y aumenten su apoyo en favor de estas familias.

 

Manuel García Villalba
Presidente de la Asociación Resurgir

EDITORIAL NAVIDAD 2023

Manuel García Villalba

Nuestra revista

Navidad 2023 - nº 40

La Tierra, la Casa Común

Un año más, ya tenemos en las manos nuestra Revista de Navidad, esta vez con...
Resurgir-39-Verano 2023

Seguimos Navegando

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.Hemos vivido situaciones...
Revista num 38 Resurgir

Tras tres años de pandemia seguimos caminando

Después de tres años sin revista por culpa de la pandemia, de nuevo nos...
Revista 37 - Economato Solidario Resurgir

Tiempo de dar. Tiempo de compartir. Tiempo de amar. Es Navidad!

A la vista de los datos -aumento del desempleo y disminución de la inversión...

Nuestro Economato Solidario Resurgir cumple 20 años… y seguimos creciendo!

Estos 20 años, qué más da quien lo escribió, ni cuando, retratan nuestras...

Descubrir la realidad silenciosa

Es el momento de revisar nuestra vida y descubrir la realidad...

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: «La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas».

libro Nuestra Historia

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Artículos publicados

el olivo acto

25 años de Resurgir – Huella de esperanza

El objetivo principal era celebrar los 25 años del nacimiento de Resurgir, Economato Social...
Manuel García Villalba

A fondo con Manuel García Villalba, Presidente de Resurgir

Una entrevista de Ernesto B. SeijasA primera vista es afable y sonriente, se le notan los rasgos...
Resurgir cumple 25 años

Veinticinco años a pie de obra

Veinticinco años, y se han pasado en un suspiro.   Más de nueve mil días, cada uno con sus...
editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambioEstamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre...
Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega...
José Luís García Palacios

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y...
Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva

Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega quiso añadir que Resurgir fue una entidad propuesta por los trabajadores para incluirla en su labor social; que cuando la propusieron lo que nos gustó de Resurgir es el trato digno que se le da a las personas que se ayudan, y que sus voluntarios se esfuerzan en trasmitir esa cercanía que aleja el paternalismo y que evita la acción unilateral desde arriba respetando la dignidad de los usuarios. Eso nos convenció, que se atiende a todos con mucho respeto: “Desde Resurgir siempre se cuida la acogida, la simpatía, la cercanía, la conversación, la buena cara, el consejo… Eso tiene un valor muy importante para el usuario y eso lo hemos aprendido en Resurgir.”

-¿Cómo nace la Fundación y cuáles son sus objetivos? ¿Cómo se llega a poner en marcha una Fundación de este tipo?

-La empresa fundadora, Atlantic Copper, ha tenido una vocación social desde siempre. Desde la creación del Polo Químico de Huelva ya había una serie de compromisos sociales, de hecho el convenio colectivo se administraba ya conjuntamente entre la Empresa y el Comité de Empresa, fondos sociales, fondos de préstamos, ayudas en los casos de trabajadores de baja para complementar la contraprestación oficial, actividades deportivas… y la empresa también mantenía relaciones y ayudas con entidades del entorno.

Algunas de las primeras colaboraciones más antiguas son el Festival de Cine de Huelva en el aspecto cultural, y Proyecto Hombre en el social. A partir de ahí llega un momento que nuestro Consejero Delegado decide crear la Fundación, en el año 2008 la constituye oficialmente y en marzo de 2009, ahora vamos a cumplir 15 años, se pone en marcha definitivamente.

-¿Es una Fundación Corporativa?

-La Fundación nace al principio con una vocación para dar entrada no solo a los ejecutivos principales de la Empresa, sino también a nuestros empleados a través del Presidente del Comité de Empresa que forma parte como miembro nato del Patronato, y también miembros institucionales que representan a las principales Instituciones y Autoridades de Huelva como pueden ser la Alcaldesa de Huelva, el Presidente del Puerto, la Rectora, El Delegado del Gobierno de la Junta y el Presidente de la Diputación Provincial que forman parte como Patronos institucionales. Se entiende que no es solo una Fundación Corporativa, que lo es, financiada principalmente por la Empresa, sino también atendiendo y escuchando las necesidades de su entorno más cercano y de los empleados de su empresa fundadora.

-¿Pero las instituciones representadas no aportan fondos?

-Económicamente no aportan nada. En algunos programas que están puestos en marcha sí aportan financiación, puede ser el caso de la Universidad de Huelva aporta cofinanciación a un programa concreto que deriva de un convenio bilateral de colaboración.

-¿Principal meta?

-La Fundación se crea principalmente enfocada al desarrollo del talento joven onubense, orientada fundamentalmente al tema de becas; junto a esto y la formación reglada y la formación medioambiental, no olvida la parte que hereda de su empresa fundadora, que es la parte social, la parte cultural y la parte deportiva y otra serie de programas.

Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

-¿Y cómo evoluciona la Fundación en el aspecto social?

-Desde las colaboraciones que heredamos de Atlantic Copper hemos ido dando cabida a otras entidades que tienen un cierto prestigio y una cierta trayectoria consolidada en atención a los más lo necesitan, y luego aquellas que incluso nos han propuesto nuestros empleados.

-Este es el caso de Resurgir.

-Efectivamente, la colaboración con Resurgir fue una propuesta directa de nuestros empleados. En la cena de Navidad de toda la plantilla que viene haciéndose desde 1998 se hacía una recaudación simbólica que los empleados propusieron destinar a ayudas sociales. A este fin la Empresa duplicaba, triplicaba o cuadruplicaba según los años y la disponibilidad presupuestaria lo recaudado y así se hizo. Se les pidió que indicaran a qué entidades sociales se podían dedicar esos fondos que oscilan, según los años, entre 30 y 40 mil Euros, y una de esas entidades fue el Economato Social Resurgir.

-¿Hay otras colaboraciones más esporádicas?

-Hubo una acción durante la situación Covid, en la que participaron los trabajadores, y otra con motivo de la Guerra de Ucrania en atención a los refugiados que llegaron y que se canalizó a través de Cruz Roja a los pocos meses de iniciarse el conflicto.

-¿Cuáles son los mejores valores que ofrece la Fundación a la sociedad?

-El hecho de crear la Fundación es reforzar esa vocación que Atlantic Copper ha tenido siempre de ser un ciudadano responsable con la sociedad onubense. Se trataba de reforzar con un símbolo, con una entidad independiente de la Empresa, el bienestar de nuestra sociedad más cercana en la que tiene sus actividades nuestra empresa fundadora, trabajar en la educación, en la conciencia medioambiental donde quiero destacar la existencia de un Paraje Reserva de la Biosfera a pocos metros de un enclave industrial y de un enclave urbano cuyos indicadores biológicos mejoran año tras año. Es un ejemplo claro de desarrollo sostenible. Ahí nuestra Fundación se ha querido centrar, primero porque nos parecía que es un gran desconocido a las puertas de Huelva, y además permitiría trabajando con los más pequeños concienciar a la sociedad en su conjunto de su importancia medioambiental y en su conservación.

No olvidamos trabajar en favor de aquellos que más lo necesitan a través de las entidades sociales, no olvidar la cultura a través de las señas de identidad de Huelva, y también apoyar el deporte base colaborando con las escuelas deportivas y ofertando becas para personas con dificultad que puedan acceder a este tipo de escuelas que tenemos en nuestra tierra como es nuestro vecino el Club Marítimo para su escuela náutica, o el Bádminton mediante un torneo solidario en Navidad o el apoyo a la Federación en su programa Bádminton sin barreras. Organizamos una carrera infantil que mezcla la solidaridad con el deporte, y otras acciones no tan regulares en el tiempo como pueden ser el Club Baloncesto Huelva, Club de Futbol femenino, Club de baloncesto Enrique Benítez o el Club de Futbol playa con los que hemos financiado becas para que personas de entorno socioeconómico no muy favorable puedan acudir a sus campamentos de verano, escuelas de deporte base, etc.

Queremos ser un ciudadano responsable con su ciudad, comprometido con su entorno y que trata no solo de cuidar el aspecto económico y medioambiental sino también trabajar el aspecto social.

-¿La Fundación tiene un ámbito de trabajo nacional?

-Estatutariamente tiene el mandato de trabajar, aunque tiene ámbito nacional, de trabajar por Andalucía y específicamente por Huelva, por eso las propuestas que se nos presentan vienen mayoritariamente del territorio más cercano, en el que se desarrollan las actividades de nuestra empresa fundadora.

-¿Se percibe una respuesta del pueblo de Huelva a modo de reconocimiento de vuestra labor?

-Yo creo que no solo la actividad social de la Fundación sino que la evolución de la sociedad han ido cambiando a una respuesta positiva a una entidad que trata de ayudar a la gente, pero también hacia la industria en general. Es decir, en la crisis económica y la crisis del Covid las industrias básicas han resistido bien y han trabajado bien procurando materiales para combatir la pandemia, y luego esa resiliencia que han tenido, se ha dado cuenta la sociedad de que la industria básica y primaria es un pilar necesario para esa misma sociedad. Para una Fundación es fácil recibir reconocimientos, de hecho hemos recibido bastantes premios y bastantes reconocimientos. Es una actividad muy agradable aunque no podamos atender a todos los que llaman a nuestra puerta por motivos presupuestarios. Uno de los premios más apreciados es el Premio Andaluz de Medioambiente que nos lo dio la Consejería de la Junta de Andalucía por las tareas que realizamos en el Paraje Natural Marismas del Odiel. Nos sentimos queridos y queremos que se nos perciba como la Fundación de Huelva, tanto Atlantic Copper como la propia Fundación tienen su domicilio fiscal, social, oficial y legal en Huelva, por tanto estamos trabajando para que a la Fundación Atlantic Copper se la perciba como la Fundación de Huelva.

Arizmendi

-En definitiva que en esa unión industria-sociedad se ha avanzado mucho en positivo. Se transmite la sensibilidad con el entorno. La sociedad habla bien de la Fundación.

-Se ha avanzado por ambas partes. Si tú no cuentas que haces, cómo lo haces y para qué lo haces es difícil que la gente, primero, te entienda, y si no te entiende, que te respete o que te valore. La sociedad se ha dado cuenta por agentes externos del valor que tiene tener una industria por los efectos económicos que genera, por los salarios que paga, el empleo directo o indirecto o inducido que crea y por el peso en el PIB que tiene la industria. Eso por un lado y después el que la industria se ha ido abriendo y se dio cuenta que hay que contar lo que se hace, que no hay nada malo en nuestra tarea. Estamos regulados en todos los aspectos del proceso industrial, todos nuestros parámetros medioambientales están vigilados permanentemente.

La sensibilidad es una cosa que transmitimos de manera fácil, somos de Huelva, estamos trabajando en Huelva y lo hacemos para Huelva. Nosotros queremos focalizar nuestra actuación en lo local y eso se recoge por la sociedad. Somos un vecino más.

NAVIDAD 2023

Antonio de la Vega

Director General, Fundación Atlantic Copper

Nuestra revista

Navidad 2023 - nº 40

La Tierra, la Casa Común

Un año más, ya tenemos en las manos nuestra Revista de Navidad, esta vez con...
Resurgir-39-Verano 2023

Seguimos Navegando

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.Hemos vivido situaciones...
Revista num 38 Resurgir

Tras tres años de pandemia seguimos caminando

Después de tres años sin revista por culpa de la pandemia, de nuevo nos...
Revista 37 - Economato Solidario Resurgir

Tiempo de dar. Tiempo de compartir. Tiempo de amar. Es Navidad!

A la vista de los datos -aumento del desempleo y disminución de la inversión...

Nuestro Economato Solidario Resurgir cumple 20 años… y seguimos creciendo!

Estos 20 años, qué más da quien lo escribió, ni cuando, retratan nuestras...

Descubrir la realidad silenciosa

Es el momento de revisar nuestra vida y descubrir la realidad...

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: «La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas».

libro Nuestra Historia

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Artículos publicados

el olivo acto

25 años de Resurgir – Huella de esperanza

El objetivo principal era celebrar los 25 años del nacimiento de Resurgir, Economato Social...
Manuel García Villalba

A fondo con Manuel García Villalba, Presidente de Resurgir

Una entrevista de Ernesto B. SeijasA primera vista es afable y sonriente, se le notan los rasgos...
Resurgir cumple 25 años

Veinticinco años a pie de obra

Veinticinco años, y se han pasado en un suspiro.   Más de nueve mil días, cada uno con sus...
editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambioEstamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre...
Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega...
José Luís García Palacios

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y...
Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y presidente del Consejo Social de la Universidad de Huelva

Me complace mucho que mis admirados Manolo y Ernesto pudieran pensar en mí para colaborar en difundir la extraordinaria labor que desarrollan de manera tan altruista junto con un colectivo de personas anónimas que se vuelcan en la noble misión de atender a quien precisa una ayuda para seguir adelante. Nadie estamos libres de sufrir una situación que se vuelve pesada y dolorosa como las que acontecen a tantas personas que día tras día acuden a Resurgir para encontrar parte de lo que necesitan. Las necesidades más importantes no se sirven en un plato, ni se ponen en una bolsa, eso lo saben perfectamente quienes colaboran en Resurgir, por eso se esfuerzan cada día en dar reconocimiento y respeto, con plena fraternidad y entrega. Esta dedicación es propia de personas extraordinariamente sencillas, ahí está la grandeza de las mismas.

Sabiéndome tan pequeño al lado de ellos, no dudé en ponerme manos a la obra al alcance de mis posibilidades, y por tanto espero que estas líneas sirvan para alimentar algo más que la esperanza, que llegue también a la ilusión, que en definitiva es la semilla que no debe marchitarse nunca, sólo debemos cultivarla.

Pienso realmente que vivimos una situación muy compleja e injusta para la sociedad en general. Los ratios de España como país no son alentadores, quizá la injerencia política en vez de la adecuada gestión de los recursos públicos tenga mucho que ver, pero ciertamente mientras que unos se dedican a confrontar con los otros, no se acometen los cambios que nuestra querida piel de toro precisa. Y mientras tanto, el ciudadano contempla bastante anestesiado cómo de lo importante pocos se ocupan, pocos de los que deberían hacerlo, de aquellos que dicen representarnos y a los que les pagamos por ello, inmerecidamente en muchas ocasiones.

No obstante, hay razones para seguir motivados en encontrar soluciones, quizá parciales, pero que pueden ser un aliciente para las próximas generaciones. Y probablemente uno de esos ejemplos sea nuestra provincia, Huelva.

Cuántas veces hemos alzado nuestra voz, hemos presentado quejas y actos repudiando el olvido al que hemos estado sometidos por los distintos gobiernos, sucesivamente. Muchas, o quizá no las suficientes, pero con toda seguridad, ineficientes en despertar a esos supuestos representantes el cumplimiento de sus obligaciones por encima de sus disciplinas partidistas. Aún así, ante este panorama no debemos dejar lugar para la desidia, sino que debemos tomar ejemplo de aquellos que de la calamidad crean una oportunidad, por ello creo firmemente que estamos ante una nueva etapa y oportunidad para Huelva, si bien tengamos presente que esto vendrá de mano de las empresas, de la sociedad civil y emprendedora.

Cuando escribo estas líneas es domingo 29 de octubre, última hora del día camino de Madrid, mañana en representación de la FOE presentamos en la capital de España el “I Congreso Nacional de Hidrógeno verde”, que se celebrará del 7 al 9 de febrero de 2024 en Huelva. Esta provincia será foco nacional, al menos, de una tecnología de futuro muy cercano; veremos cómo se implantan proyectos de empresas muy relevantes a nivel internacional que provocarán una revolución en esta tierra. Las necesidades laborales y profesionales serán ingentes y será responsabilidad de esta provincia y sus administraciones actuar acorde a lo que se demande del sector empresarial.

García Palacios congreso_hidrogeno_verde

Porque esta será una prueba que testará la capacidad de respuesta para otros proyectos aún mayores y relevantes que viene con una clara apuesta por nuestra geografía, el aprovechamiento sostenible de recursos naturales y la oportunidad de crear un nuevo ecosistema empresarial que provocará sinergias no recordadas en estas latitudes.

Hace unos días pudimos conocer todos los onubenses la buena marcha del proyecto de Maersk, algo importantísimo y transversal para toda nuestra sociedad. Tuve ocasión de estar el miércoles pasado en la presentación del proyecto CEUS y a pesar de conocerlo bien, sigo entusiasmado y sorprendido ante el magnífico escenario que se abre ante nosotros. Si bien, tenemos que elevar la voz y reclamar al gobierno central, principalmente, un mínimo gesto que muestre cierto interés por esta provincia, ya que la secular carencia en infraestructuras de comunicación roza lo denigrante. No tenemos ferrocarril que pueda denominarse así en pleno siglo XXI en un país que se jacta de tener una red ferroviaria “prime”, es una absoluta vergüenza. Pero aquí, poco pasa. La gestión de nuestros representantes en Madrid, sin mirar colores de ningún tipo, es realmente ineficaz, no se consigue nada porque las consignas internas deben estar muy por encima de los intereses de la ciudadanía que les designaron para luchar por nuestros intereses. Es tan sencillo y triste como parece ser que lo es, penoso, como los reiterados PGE que nos venden anualmente.

Y a pesar de esto, avanzamos. Pero gran parte de esos avances, la inmensa mayoría, se debe a la actividad diaria de la sociedad civil, que se afana en salvar todos los obstáculos que nos encontramos casi de manera recurrente, lo cual es digno de verlo en la más amplia perspectiva para, entonces, ilusionarnos tanto de nuestro trabajo y compromiso como el de quienes empezaban siendo protagonistas en estas humildes líneas. Aprendamos a ser recios y no esperar de quienes no van a tenernos en cuenta, así evitaremos sentirnos otra vez defraudados.

Termino descubriéndome ante tan loable actividad, todo mi reconocimiento a quienes formáis el maravilloso equipo de RESURGIR, y animo desde aquí a las instituciones de Huelva y provincia a apoyar esa labor y colaborar con el Economato ahora que cumple 25 años de servicio público. Sois referencia e inspiración para dar la importancia a las cosas que realmente la tienen. De corazón, muchas gracias.

 

garcia palacios logos

garcia palacios logos

 

NAVIDAD 2023

José Luis García-Palacios

Nuestra revista

Navidad 2023 - nº 40

La Tierra, la Casa Común

Un año más, ya tenemos en las manos nuestra Revista de Navidad, esta vez con...
Resurgir-39-Verano 2023

Seguimos Navegando

Después de muchas vicisitudes, seguimos navegando.Hemos vivido situaciones...
Revista num 38 Resurgir

Tras tres años de pandemia seguimos caminando

Después de tres años sin revista por culpa de la pandemia, de nuevo nos...
Revista 37 - Economato Solidario Resurgir

Tiempo de dar. Tiempo de compartir. Tiempo de amar. Es Navidad!

A la vista de los datos -aumento del desempleo y disminución de la inversión...

Nuestro Economato Solidario Resurgir cumple 20 años… y seguimos creciendo!

Estos 20 años, qué más da quien lo escribió, ni cuando, retratan nuestras...

Descubrir la realidad silenciosa

Es el momento de revisar nuestra vida y descubrir la realidad...

El futuro no se espera: se apuesta por él

D. Jose Villaplana, Obispo de Huelva: «La renovación de la sociedad va a quedar en manos de minorías creativas».

libro Nuestra Historia

Resurgir: historia de un compromiso

Un libro escrito para aquellos que saben soñar y apuestan por la utopía.

Artículos publicados

el olivo acto

25 años de Resurgir – Huella de esperanza

El objetivo principal era celebrar los 25 años del nacimiento de Resurgir, Economato Social...
Manuel García Villalba

A fondo con Manuel García Villalba, Presidente de Resurgir

Una entrevista de Ernesto B. SeijasA primera vista es afable y sonriente, se le notan los rasgos...
Resurgir cumple 25 años

Veinticinco años a pie de obra

Veinticinco años, y se han pasado en un suspiro.   Más de nueve mil días, cada uno con sus...
editorial

La Tierra, la casa común – Editorial

Tiempos de cambioEstamos finalizando el año y es interesante reflexionar, de forma muy resumida, sobre...
Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper

Entrevistamos a Antonio de la Vega, Director General de la Fundación Atlantic Copper.

Estamos trabajando en Huelva. Lo hacemos para Huelva Antes de acabar nuestra charla, Antonio de la Vega...
José Luís García Palacios

Reconocimiento y respeto, fraternidad y entrega

Por José Luis García-Palacios Alvarez, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) y...